miércoles, 25 de mayo de 2016

Más sobre Pátzcuaro 2

Nuevas especies de Salvia descritas por
Sergio Zamudio y colegas
en 2015
Hoy los quiero poner al día con los acontecimientos alrededor de la separación de cinco académicos del Centro Regional del Bajío, Inecol, en Pátzcuaro. También quiero explicar por qué a muchos botánicos les parecen tan graves, para aquellos que no se mueven en el ambiente de la botánica académica.

Los cinco académicos fueron acusados principalmente de ser conflictivos: de acoso laboral, de bullying y de misoginia (también había algunos otros, fácilmente desmentidos, como la improductividad). El problema es que somos cientos de colegas que hemos trabajado con ellos durante muchos años, y nunca hemos visto algún comportamiento que se acercara a una de esas actitudes, aún en situaciones tensas. Recuérdense que nosotros, los botánicos, somos una comunidad; salimos al campo juntos (donde uno llega a conocer muy bien a la gente) y tenemos décadas de trato mutuo en proyectos, reuniones, trabajos en conjunto, y también desacuerdos.

De hecho, Pátzcuaro era considerado un centro académico en el que se respiraba una atmósfera tranquila. A lo largo de los años yo les comenté a mis estudiantes en varias ocasiones que parecía que el Dr. Rzedowski los seleccionó no sólo por ser buenos taxónomos, sino también porque no quería perder su tiempo en drama. Desafortunadamente, en el ámbito científico actual a veces no es ventaja sólo hacer su trabajo. Parece que el autopromoción se vuelve cada vez más importante. ¿Pero está bien esto?

Claro, las instituciones son un poco como los matrimonios: lo que se ve desde afuera no siempre coincide con lo que pasa en el interior. Esto se entiende. Pero tampoco el ex-jefe de estas personas, el Dr. Rzedowski, conoce este tipo de problemas, como lo ha expresado en varios documentos. Y el hecho que las acusaciones son prácticamente las mismas para cuatro de ellos, documentados en las cartas de extrañamiento, tampoco aumenta la confianza en lo que se dice sobre su conducta en el trabajo.


Por si no han leído una carta del Dr. Rzedowski después de que el una investigadora del Inecol le hizo la oferta de volver a contratar a Rosa Murillo, técnica académica y la responsable editorial de Acta Botánica Mexicana, aquí es lo que responde:

La Biól. Murillo Martínez ha contribuido de manera relevante al activo del Instituto de Ecología, A.C. con 28 años de un extraordinario y ejemplar desempeño de trabajo editorial que ha llevado a la revista a la respetada posición que actualmente ocupa. Sin embargo, no es posible olvidar que en lugar de recibir el correspondiente reconocimiento, hace pocas semanas y de manera totalmente inexplicable, ha sido objeto de severo maltrato por parte de las autoridades del Instituto.
 
No niego que es posible que la dirección tenga todos los papeles que se requieren legalmente para estas medidas. Pero, la cuestión es si fue correcto privar a la comunidad botánica y al pueblo de México de los servicios y de la experiencia de estas personas, aparte de la posible injusticia que se hace a ellos después de sus contribuciones a la ciencia.

Es posible que tod@s nosotr@s estamos mal, y la dirección tenga razón, pero entonces que lo
demuestre con pruebas fidedignas.

Les invito a las personas que han tenido trato profesional con los afectados, ya sea positivo o negativo, cuenten su experiencia el la sección de comentarios. Pero con el nombre y sin insultos, por favor.

**************************

Entonces, las novedades accesibles en la red son las siguientes:

Los afectados escribieron otra carta en su defensa; también hay una carta en inglés explicando su punto de vista.

Antier salió un artículo en La Jornada sobre el caso; ya antes hubo varias cartas al Correo Ilustrado de este periódico, de los dos lados.

Un colega del CINVESTAV, el Dr. Villa, y un bloguero anónimo hiceron cronologías del asunto. El primero reproduce una carta de egresados del Inecol protestando los hechos, y dice que los firmantes fueron bloqueados del correo electrónico de la institución.

Renunciaron el Dr. Rzedowski como editor general de Acta Botanica Mexicana, y la mayor parte del Comité Editorial de la revista han demitido de sus funciones en protesta por la manera poco transparente con la que fueron despedidos los colegas mencionados. También hay algunas adiciones al comité.

Hubo cartas abiertas al director del CONACYT de académicos del Instituto de Biología y del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (UNAM), de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa y de la Universidad de Guadalajara. Los pueden consultar en la página del Dr. Villa.

Está una petición en change.org que han firmado más de 1800 personas hasta ahora.

El director del CONACyT acaba de dar una respuesta a algunos que se quejaron. Aquí va el texto:

De: Dirección General  
Asunto: Comentarios sobre el INECOL 
Fecha: 24 de mayo de 2016 20:29:13 CDT 


Estimado Dr. ...

Con relación a su correo electrónico en el que manifiesta su preocupación por la situación que guarda la sede del Instituto de Ecología (INECOL) en el estado de Michoacán, quiero manifestar que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, mantiene su compromiso de respeto a la autonomía académica de todos los centros que forman parte de la Red de Centros de Investigación Conacyt.

La información con que contamos a la fecha indica que se dieron por terminadas cinco relaciones laborales. De esos cinco casos, cuatro ya han llegado a un convenio de finiquito y se han firmado los acuerdos correspondientes en la Junta de Conciliación y Arbitraje. 

Le comento que estaremos atentos al desarrollo de las negociaciones entre las autoridades competentes y el investigador con quien aún se encuentra pendiente la resolución.

Finalmente, deseo expresar el compromiso del Conacyt con la excelencia académica y la rigurosidad de las evaluaciones de desempeño, que son garantes del prestigio que goza muestra institución. 

Cordialmente 
Dr. Enrique Cabrero Mendoza
**************************

martes, 24 de mayo de 2016

Más información sobre el Congreso Mexicano de Botánica - y ¡apurense!

Hoy en una semana es la fecha límite para someter trabajos, ya sea como presentaciones o como carteles, al XX Congreso Méxicano de Botánica. Cuatro días después, el 3 de junio, termina el plazo para someter tesis al certamen, para aquellos que se graduaron hasta el 31 de mayo. Así que los que no lo han hecho, ¡apúrense!

Ya hay más información sobre el congreso. Los ponentes magistrales serán:



También se prevén varias excursiones atractivas:



Los simposios propuestos para el congreso cubren una amplia variedad de temas. Aquí viene un listado preliminar (todavía no está completo; la fecha límite para someter propuestas era después del cierre del Macpal):
 

El jueves y viernes del congreso se tendrá un evento especial, un megasimposio con el tema "El Diagnóstico Florístico de México". El programa preliminar es el siguiente:



Pueden leer todo esto en conjunto en el último número de nuestro órgano informativo, el Macpalxochitl. Además, este número contiene un editorial y varios documentos acerca del caso Inecol/Pátzcuaro.

lunes, 23 de mayo de 2016

Herramientas para académic@s: checklist para escritos 4, la última

Dedazos
Tomado con permiso de "Piled Higher and Deeper" by Jorge Cham,
www.phdcomics.com, bajo el título "Typo"

"¿Qué? ¿Encontraste un error? - Uh oh - Tú sabes que ya está
demiasiado tarde, verdad? Ya se sometió y se aprobó. - Uh -
Si encontraste un error no lo quiero saber. - Uh, ok. -
¡No te oigo! ¡No te oigo! - Escribiste mal tu nombre.

En esta última contribución sobre los errores más comunes de los estudiantes en sus escritos vamos a tratar algunos asuntos de redacción, despues de hablar de Introducción, de Métodos, Resultados, Discusión y Conclusiones y de la Literatura citada. Se presenta en el formato de una lista de chequeo (checklist).

En este caso, incluyo algunos puntos que quizás son algo idiosincráticos míos - como el consejo de evitar la palabra "realizar". Pero vean ustedes:



Redacción

Redactar en forma competente para escribir textos formales, ya sea una novela o un texto científico, se basa en múltiples revisiones. Generalmente para el escrito técnico-científico se recomienda 1. hacer un guión o bosquejo del orden de los asuntos a tratar, autores a citar, resultados a presentar, etc.; 2. elaborar todas las tablas y figuras; 3. hacer un borrador previo rápido, así como llegan las ideas y 4. editarlo cuidadosa y repetidamente. ¡El paso 4 ¡siempre tarda mucho más que el paso 3!

Para escribir textos científicos, es aconsejable apagar la función autocorrección en Word, sobre todo la de poner en mayúsculas la primera letra de cada oración (esto lleva a mayúsculas indebidos después de nombres científicos, et al., etc.).

  • Se revisó todo el texto, oración por oración y párrafo por párrafo por una secuencia lógica y sin repeticiones.
  • Se revisó todo el texto, oración por oración y párrafo por párrafo para tener la redacción más breve, concisa y sencilla posible.
    Si se puede entender el texto sin una palabra, quitarla. Es mejor decir "entrevistar" que "aplicar entrevistas" (o, peor todavía: "realizar una entrevista"). Una buena práctica es reducir el borrador inicial a la mitad - casi siempre mejora.
  • Se evitan palabras o frases superfluas al inicio de las oraciones.
    Esto es parte del punto anterior, pero se resalta por ser un error común. “En cuanto a ...; cabe mencionar que... ... por lo contrario ... aunado a lo anterior .... es importante destacar ... por lo mencionado anteriormente ... tomando en cuenta que…”. No lo hagan, se llaman muletillas y son voces ociosas.
  • No se inician oraciones con "Por lo que"
  • Todas las oraciones tienen verbo.
  • Cada párrafo es sobre un solo tema, y la primera oración es una introducción o resumen del tema. Las demás oraciones apoyan, explican o argumentan.
  • No hay párrafo de más de 8 renglones.
    Puede haber excepciones, pero pocas.
  • Cada párrafo tiene al menos dos oraciones.
  • No hay oraciones de más de 30 palabras o de tres renglones.
    Un texto estructurado se lee más fácilmente. Puede haber excepciones, como listados, pero no muchas.
  • No se utilizan los tiempos gramaticales en forma equivocada o dispareja.
    Los artículos científicos se escriben en el pasado, aunque hay partes donde se justifica usar el presente. Si quiere construir con antepresente (presente histórico) evítelo; use el pretérito perfecto.
  • Las tablas y figuras contienen títulos y leyendas que se entienden sin referirse al texto.
  • Las tablas y figuras sólo utilizan abreviaturas por necesidad de espacio.
    Las leyendas de palabras enteras son más entendibles.
  • Se revisó la ortografía de todos los nombres científicos de plantas en el sitio web Tropicos (www.tropicos.org) o Plantlist (http://www.theplantlist.org/), y los de los animales en otra referencia confiable.
    Cuidado sobre todo con y e i, f y ph, t y th. El género (la primera palabra) se escribe con mayúsculas y la segunda parte, el epíteto específico, con minúsculas. El género y el epíteto específico se escriben en cursivas, pero el autor no, por ejemplo: Cosmos bipinnatus Cav., el mirasol morado.
  • Los autores de nombres científicos de plantas son abreviados correctamente con el formato estándar, y se respetan los que son abreviaturas y los que no lo son (los últimos no tienen punto final).
  • No se escriben términos técnicos como "plantas medicinales" o "conocimiento tradicional" con mayúsculas.
  • Se revisaron y se siguen las reglas de puntuación en español.
    Hay varios sitios fácilmente accesibles en internet; Wikipedia tiene un buen resumen (http://es.wikipedia.org/wiki/Signo_de_puntuación).
  • No hay comas entre sujetos y verbos.
    Debe decir: Fulano (2000) encontró … NO: Fulano (2000), encontró … 
  • Se revisó la ortografía de todo el artículo (una vez con el corrector de Word, otra vez leyéndolo bien).
  • Se evitó el uso de gerundios simples o compuestos (midiendo, creciendo, habiendo medido, habiendo crecido, etc.).
    Es muy común que no se entiende claramente a qué se refieren, así que es mejor omitirlos.
  • Se evitaron las construcciones pasivas en la medida de lo posible.
  • No se emplean palabras emocionales o exageradas.
    Tremenda diversidad, enorme impacto, etc. no tienen lugar en escritos científicos.
  • No se usa la palabra realizar.
    Realizar generalmente es una muletilla para una palabra más específica o simplemente una forma rimbombante de decir hacer.
  • No se usa la palabra revelar.
    Casi siempre se utiliza en forma inadecuada. Mejor usar mostrar u otro vocablo apropiado.
  • No se usa la palabra rango en vez de intervalo.
    Range en inglés no es lo mismo como rango en español; rangos hay en el ejército.
  • No se emplea la palabra rol en vez de papel.
  • No se escribe "el hombre" para abarcar toda la humanidad; mejor diga: ser humano.
  • Se revisó todo el texto para ver errores de formato (espacios faltantes o superfluos, tamaños de letra o entrelíneas disparejas, faltas en la homologación de abreviaturas, etc.).
  • Los borradores y manuscritos están justificados a la izquierda. La versión final de una tesis puede estar justificada de los dos lados.
    Los manuscritos justificados a la izquierda son más fáciles de leer.
  • Las páginas están numeradas.
    En una tesis terminada, no se numeran las páginas del pliego primo (portada, página de comité académico, agradecimientos, dedicatoria, etc.). La numeración inicia en la primera página de la Introducción. El índice puede tener una paginación propia con números romanos. 



viernes, 20 de mayo de 2016

Video del fin de semana: perros nadando

Para diversión les presento este video, que explora la técnica de nado de perros con cámara lenta. Lo sacó la BBC hace unos meses.


jueves, 19 de mayo de 2016

Curso sobre cactáceas y feria del libro de biología

Hoy les tengo dos propuestas, un curso sobre cactáceas y una exposición de libros de biología.

Ya se está acercando el curso sobre cactáceas mexicanas, ofrecido por colegas de la FES Zaragoza (UNAM). Toca temas de morfología, fisiología, estructuras reproductivas, clasificación y conservación; no tiene una orientación sobre cultivo, sino más bien hacía cactus como seres biológicas y su taxonomía.

Incluye una práctica de campo en Cuatrocienagas, Coahuila y Rioverde, San Luís Potosí.

Para más informes, hay que comunicarse a ug56bdi@gmail.com


Además, el Instituto de Biología de la UNAM está organizando una Feria del Libro de Biología en sus instalaciones para la próxima semana (miercoles a viernes). No sé si es la primera vez, pero no lo había visto antes y me parece muy buena idea. A menudo es dificil adquirir los libros especializados que requerimos. También se están ofreciendo algunos otros eventos y talleres.
 



miércoles, 18 de mayo de 2016

Parque Nacional Manuel Antonio (Costa Rica)

Durante mi estancia en Costa Rica, tuve la oportunidad de visitar el Parque Nacional Manuel Antonio. Se encuentra en el cantón de Aguirre en la provincia de Puntarenas, al sur de la ciudad de Quepos. Este parque es un área silvestre protegida muy bella, tiene una extensión terrestre de 1983 ha y marina de 55210 ha. Es imposible conocerlo todo en un día.

Parque Nacional Manuel Antonio
En esta pequeña isla biológica, podrás adentrarte a una selva húmeda y conocer la gran riqueza de flora y fauna. La zona cuenta con aproximadamente 346 especies vegetales, 352 especies de aves, 109 especies de mamíferos y con una gran cantidad de fauna marina.


Si tienes suerte podrás ver aves como el tucancillo, pelícano y chiricoca. También puedes observar iguanas.

Iguana
Es frecuente encontrarse con algunos mamíferos como el perezoso de dos dedos, mono carablanca, mono tití y el mapache (cuidado con él porque se roba la comida, es todo un bandido). Así mismo, si eres curioso, es posible encontrar una infinidad de bichos como mariposas, chicharras, mantis religiosa, hormiguitas y grillos.

Mono titi


Oso perezoso de dos dedos

Mapache
Además hay muchos arboles y arbustos, sobresalen especies como el guácimo colorado, el pilón, el cedro maría, el surá, el cenízaro, ceiba y muchos otros más. 

Otro atractivo de este parque es la playa! Es muy hermosa, limpia, el oleaje no es muy fuerte y no existen corrientes peligrosas, así que es ideal para meterse a nadar y practicar el buceo.




Así que si alguna vez vas para Costa Rica, no olvides visitar el Parque Nacional Manuel Antonio te aseguro que no te arrepentirás. Si quieres seguir admirando la belleza y estar rodeado de color verde puedes ir al Parque Nacional Volcán Arenal.

Volcán El Arenal
Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor.-Albert Einstein.

Referencias

SINAC. (s.f.). Parque Nacional Manuel Antonio. Recuperado el 14 de abril de 2016, de http://www.sinac.go.cr/AC/ACOPAC/PNManuelAntonio/Paginas/default.aspx

Parque Nacional Manuel Antonio. (s.f.). Recuperado el 14 de abril de 2016, de http://www.conozcacostarica.com/parques/manuel.htm

Vivencia personal.


También puede leer:


martes, 17 de mayo de 2016

Evolución en acción - una nueva especie de maleza en California

El descubrimiento de nuevas especies nos emociona. Es todavía más emocionante si uno puede observar la evolución de una nueva especie en tiempo real. Esto es lo que se está reportando de California para una Salsola.

Pero, primero tengo que explicar. Un mecanismo importante en la formación de nuevas especies de seres vivos es la hibridización, o sea, el cruce de dos diferentes especies. Esto generalmente es un evento relativamente raro y la mayoría de los descendientes son infértiles. Pero, no siempre es así. En algunos casos, se conservan los dos juegos de cromosomas para formar un alopoliploide con un total de cuatro juegos (es más común en plantas); en otros, más raros, se integran los cromosomas para formar solo dos juegos (homoploide; más común en animales).

Ilustración de la formación de nuevas especies a través de la hibridación
homoploide y alopoliploide; los óvalos de color simbolizan un cromosoma,
en representación de todas las cromosomas de la especie (ilustración propia)

Sobre todo los organismos creados por hibridación alopoliploide tienen mucha información, la de los dos padres, con que "jugar", o sea, seleccionar las mejores variantes  para adaptarse a nuevas o cambiantes condiciones y diferenciarse de otras especies. Un ejemplo muy famoso de la formacion de especies alopoliploides se encuentra en las Brassica, el género de la col y la canola. De tres especies padres, se formaron tres especies alopoliploides intermedias:

Representación de los juegos de cromosomas y sus origenes
en el género Brassica (col, nabo, canola, mostaza negra). Fuente:
Adenosine at English Wikipedia based on work by Nashville Monkey at English Wikipedia - File:Triangle of U Simple.PNG., CC BY-SA 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=11247586 (brassica)

No sorprende, entonces, que este mecanismo sea muy común en la evolución, sobre todo de las plantas con flor (angiospermas). De hecho, en el último Congreso Mexicano de Botánica tuvimos una conferencia muy interesante de Pamela Soltis, precisamente sobre el tema de la hibridación en la evolución de las plantas. Esta ilustración, tomada de Wikipedia, muestra eventos de "paleopoliploidía", o sea, de eventos de duplicación del número de cromosomas antiguos.

Ilustración de los eventos de poliploidía en la evolución de las plantas y animales
Fuente: 5dPZ at the English language Wikipedia, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7501493  (polyploidy)


Hace ocho años, dos botánicos de California reportaron la aparición de un nuevo híbrido entre dos especies de Salsola, Salsola tragus (a menudo conocida como Salsola kali, aunque hay algunos desacuerdos sobre si son sinónimos, especie presente en México) y Salsola australis. Se nombró la nueva especie Salsola ryanii. Son especies de las Chenopodiaceae (ahora Amaranthaceae) y rodadoras. Ahora se publicó otro reporte sobre la expansión de esta nueva especie en California que es bastante rápida. Así que pongamos nuestras barbas a remojar.

Salsola tragus, atorado en una cerca, en Puebla.

Este artículo les pareció tan importante al departamento de difusión de la universidad (University of California Riverside), que hicieron un video:




Referencias:

Hrusa, G.F., & J.F. Gaskin, 2008. The Salsola tragus complex in California (Chenopodiaceae): characterization and status of Salsola australis and the autochthonous allopolyploid Salsola ryanii sp. nov.  Madroño 55(2): 113-131.

Welles, S. R. y N. C. Ellstrand, N.C., 2016. Rapid range expansion of a newly formed allopolyploid weed in the genus Salsola. American Journal of Botany 103, 663–667. doi:10.3732/ajb.1500430

lunes, 16 de mayo de 2016

Herramientas para académic@s: checklist para escritos 3

Número óptimo de referencias
Tomado con permiso de "Piled Higher and Deeper" by Jorge Cham,
www.phdcomics.com, 16 de septiembre de 2015

Hoy hablaremos de los errores más comunes que hacen los estudiantes en el uso de las referencias o citas bibliográficas; tiene formato de una lista de chequeo. Pueden consultar todo el checklist en un enlace que se da abajo. Ya platicamos de la Introducción, y de Métodos, Resultados, Discusión y Conclusiones


La literatura citada 

Las citas tienen todos los componentes necesarios.
  • En revistas: autor(es), año de publicación, título, nombre de la revista, volumen y páginas.
    En libros: autor(es), año de publicación, título, editorial, lugar de publicación; a veces, páginas.
    Capítulos de libros: autor(es), año de publicación, título, editores del libro, título del libro, editorial, lugar de publicación, páginas del capítulo.

    En textos tomados del internet: adicionalmente el URL y la fecha de acceso.
  • Se revisaron cuidadosamente todas las citas con la literatura original a la mano, para no cometer errores de ortografía en el título, con especial cuidado si es en inglés, de los nombres de los autores o revistas, del volumen o de la paginación.
  • No se mezcla español e inglés en forma indebida.
    Los títulos de los trabajos siempre van en el idioma original, pero los demás datos en el idioma del artículo, para una tesis en español.
  • Las citas bibliográficas tienen un formato homogéneo que se sigue con detalle (puntos, comas, espacios, formas de abreviar, ubicación de los componentes).
    Se recomienda ajustar el formato de las citas a la revista en la que se va a publicar; algunas instituciones tienen formatos obligatorios para tesis. NO SE PEGAN Y COPIAN CITAS DIRECTAMENTE DE INTERNET. Pero, sí se pueden usar programas de manejo de bibliografía, como Zotero, que es un programa de software libre.
  • No se hacen errores con el tratamiento de segundos apellidos de autores hispanos.
    Efraím Hernández Xolocotzi se cita como: Hernández X., E. (alternativa: Hernández-X., E.), con el coma después del segundo apellido, NO como Hernández, X. E. o de alguna otra forma.
  • Las mayúsculas y minúsculas se utilizan en forma homogénea en los títulos de los trabajos.
    No importa cómo vienen mayúsculas y minúsculas en el original. En una lista bibliográfica se tiene que usar un mismo formato para todas las citas. Se recomienda usar minúsculas, excepto para la primera palabra, nombres propios y nombres científicos de organismos.
  • No se abrevian los nombres solo de algunos autores.
    Ejemplo: No se pone Fulano, Juan ... y luego Zutano, P. ... sino todos en el mismo formato. En una tesis a veces conviene poner el nombre completo (pero entonces para todas las citas). En revistas los nombres generalmente son abreviados.
  • Todos los libros tienen lugar de publicación (ciudad; el país se requiere en el caso de sitios menos conocidas; para publicaciones de México y E.U.A. generalmente indica el estado, que se puede abreviar).
  • No se abrevian instituciones que lectores internacionales no conocen (UNAM, INEGI, etc.).
  • Se revisó si todas las referencias citadas en el texto se encuentran en la sección Literatura citada.
  • Se revisó si todas las referencias en la Literatura citada realmente están citadas en el texto. 
¿Necesitas más referencias?
Tomado con permiso de "Piled Higher and Deeper" by Jorge Cham,
www.phdcomics.com, 23 de septiembre de 2015
  

viernes, 13 de mayo de 2016

Video del fin de semana: el globo de la diversidad vegetal

Bueno, no es un video, sino un gif. Pero se mueve.

Dado que esta semana hemos estado hablando de la biodiversidad, hoy les invito a consultar una colección de mapas y trabajos que resumen la riqueza en especies, sobre todo de plantas, a nivel mundial o a gran escala. Los considero muy útiles, también para la enseñanza.


Fuente: http://lotus-salvinia.de/


Fueron elaborados por el grupo de trabajo del Dr. Wilhelm Barthlott de la Universidad de Bonn (quien fue mi director de tesis, por lo menos el oficial; el inofical fue el Dr. Wilhelm Lauer, un geografo). Aquí está la fuente de este mapa.


El grupo ha producido toda una serie de mapas temáticos, como de la riqueza mundial de gimnospermas o de musgos. Abajo ven un ejemplo; representa la riqueza en especies de cactáceas a nivel de especie y de género:


jueves, 12 de mayo de 2016

Biodiversidad en la próxima semana


La próxima semana hay dos eventos relevantes para aquellos que les interesan diferentes aspectos de la biodiversidad.

Está la Semana de la Biodiversidad que organiza anualmente la CONABIO, y el Simposio Internacional del Carbono en México, que incluirá un curso sobre Biodiversidad y Carbono.

Aquí está la cartelera para la Semana de la Biodiversidad para los eventos de la Ciudad de México -  pueden consultar la página web para ver las actividades en los estados:


El Simposio Internacional del Carbono en México se llevará a cabo del 18 al 20 de mayo en Pachuca, Hidalgo. Incluye un curso precongreso sobre Biodiversidad y Carbono en Ecosistemas Terrestres, que abarca un mini-curso en botánica:









miércoles, 11 de mayo de 2016

Mas sobre Pátzcuaro

Una foto del recuerdo de la reunión de la Sociedad Botánica de México por su 70o aniversario (recuérdense que este año celebramos el 75o aniversario con nuestro congreso en la Ciudad de México). En medio los Rzedowski con su hija; Sergio Zamudio se encuentra adelante de rodilla con la camisa azul y Rosita Murillo en la extrema derecha.
Hoy quería escribir sobre asuntos más agradables. Pero, acaban de salir algunos comunicados que son importantes conocer para evaluar el asunto del las separaciones laborales de los académicos del Centro Regional del Bajio del Inecol.

La Mesa Directiva de la Sociedad Botánica de México (de la cual formo parte) envió el siguiente comunicado al Director del CONACyT, que fue publicado hoy en el Correo Ilustrado de La Jornada:


Preocupados por despido de 5 académicos del Inecol 

Doctor Enrique Cabrero Mendoza, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt): 

El Consejo Directivo de la Sociedad Botánica de México externa su profunda preocupación y desacuerdo ante la separación laboral de cinco académicos que trabajaban en el Centro Regional del Bajío del Instituto de Ecología AC (Inecol), que representaban la base del equipo de los proyectos institucionales Flora del Bajío y de Regiones Adyacentes y de la revista Acta Botánica Mexicana, ambos con prestigio académico muy importante a niveles nacional e internacional. 

Esta separación no es entendible si se considera que los colegas afectados son académicos productivos, honestos y reconocidos en el medio botánico y sus actividades se enmarcan en la misión y líneas de investigación de este instituto (sistemática, manejo de recursos y conservación). Consideramos ilógico y contradictorio que la estrategia para apuntalar este proyecto consista en desmembrar el núcleo académico cuyo trabajo inició hace más de 30 años. Además, los argumentos en los que la dirección general del Inecol se apoya para justificar estos cambios son difusos y ahora lo que se requiere es tener certidumbre acerca de lo que realmente sucedió en este penoso asunto. 

Solicitamos con respeto que usted, como autoridad máxima del Conacyt, haga las gestiones necesarias para que se revisen los procedimientos administrativos y legales que llevaron a la separación laboral de nuestros colegas. La comunidad botánica del país estará muy interesada en conocer su amable respuesta. 

Consejo Directivo 2014-2016, Sociedad Botánica de México, AC. 

Además, el Dr. Jerzy Rzedowski dió a conocer la siguiente información:

De: Jerzy Rzedowski Rotter 
Enviado: domingo, 8 de mayo de 2016 11:05 p. m. 
Para: Eugenia Olguín Palacios; Martin R. Aluja Schuneman Hofer PhD 
Cc: Empleados del INECOL 365; ecabrero@conacyt.mx; s.hernan@conacyt.mx; jtaguena@conacyt.mx; lfabila@conacyt.mx;ecetina@conacyt.mx 

Asunto: Re: RENUNCIA DEL DR. RZEDOWSKI 

Estimada Dra. Olguín, 

Agradezco sinceramente su mensaje de hoy, sus amables palabras y conceptos, así como la comprensión de la precaria situación en que me encuentro. Me he visto orillado a la renuncia de mi responsabilidad de editor de Acta Botanica Mexicana y siento que con ello no estoy cumpliendo bien con el compromiso que había adquirido. 

Agradezco asimismo su ofrecimiento de donación y búsqueda de fondos para la nueva contratación de la Biól. Rosa Ma. Murillo Martínez con el fin de reforzar la producción de la revista. Es una acción muy generosa y se la comunicaré a Rosa Ma. tan pronto establezca contacto con ella, pues creo que ahora se encuentra fuera de Pátzcuaro. 

La Biól. Murillo Martínez ha contribuido de manera relevante al activo del Instituto de Ecología, A.C. con 28 años de un extraordinario y ejemplar desempeño de trabajo editorial que ha llevado a la revista a la respetada posición que actualmente ocupa. Sin embargo, no es posible olvidar que en lugar de recibir el correspondiente reconocimiento, hace pocas semanas y de manera totalmente inexplicable, ha sido objeto de severo maltrato por parte de las autoridades del Instituto 

J. Rzedowski
_____________________________________

Actualización: También renunció hoy la mayor parte del comité editorial de Acta Botánica Mexicana.




______________________________________

Para más contexto:


viernes, 6 de mayo de 2016

¿Por qué la taxonomía biológica es un bien público esencial?

Yo no soy taxónoma. Trabajo con etnobotánica (los usos tradicionales de plantas) y con malezas (las plantas que crecen en los paisajes transformados por humanos). Pero yo, como miles (a nivel mundial millones) de otros biólogos, ecólogos, agrónomos, horticultores, arqueólogos, farmacólogos, forestales, médicos, peritos forenses, y muchos aficionados, tengo que identificar plantas. Es decir, saber el nombre científico con el que se conoce en todo el mundo.

¿Qué es todo esto?

Con esto dependo de los trabajos de los taxónomos: las monografías y floras, o sea, el resultado de su esfuerzo para ordenar la diversidad biológica, distinguir los grupos que se forman naturalmente, traducir lo que observan en textos e imágenes accesibles y comparables, y, finalmente, poner un nombre científico correcto. Es importante saber que los botánicos, zoólogos y microbiólogos se han puesto de acuerdo a nivel mundial sobre reglas para dar nombres, pero son complejas.

Estos nombres científicos son importantes. Son la llave que abre la puerta a toda la información biológica asociada a la planta. Si yo quiero saber algo sobre la planta que tengo enfrente (¿para qué sirve? ¿qué compuestos tiene? ¿es venenosa? ¿es rara o es común? ¿en qué sitios crece? ¿dónde hay más? ¿cómo lo cultivo? ¿crece lento o rápido? ¿cuáles son sus relaciones con otras plantas o animales?), necesito este nombre.



La naturaleza no hace fácil esta labor de distinguir las unidades. Hay “buenas” especies, las que se distinguen fácilmente. Pero, hay muchos seres vivos que nos hacen dudar. Los vemos, y nos preguntamos, esto es lo mismo, ¿o es otra cosa?

Ejemplos de similitudes y diferencias en el género Bidens, un grupo importante de plantas arvenses. Arriba a la izquierda: Bidens aurea, el "té de milpa"; son dos formas de color de la misma especie; a la derecha: dos formas de color de Bidens bigelovii. Abajo a la izquierda: Bidens serrulata a la izquierda, Bidens triplinervia a la derecha; abajo a la derecha: Bidens alba (una especie invasora importante de todo el trópico) y Bidens odorata (una especie importante en México, pero no mucho afuera del país).


El problema sólo se puede resolver si alguien dedica años y décadas de su vida a comparar las formas de los ejemplares de diferentes lugares, tanto en el herbario como en el campo, hace experimentos con ellos (por ejemplo, si se cruzan), estudia su química, ecología, anatomía y genética. Y luego, nos presenta un texto que nos dice qué encontró, cuáles son sus características, cómo se distinguen de otras plantas semejantes, y dónde se encuentran. A menudo añade otra información, por ejemplo sobre nombres comunes, usos, hábitats o ciclo de vida.

En México, muchos de los grupos de plantas más emblemáticas – encinos, cactus, magueyes, las plantas que dieron origen a nuestras especies domesticadas como maíz, frijol, algodón o cempoalxochitl (y también muchas de las llamadas malezas, que me interesan), son “difíciles” taxonómicamente. ¿Por qué? Porque estos grupos se encuentran en plena evolución, y aún no han desarrollado diferencias tan obvias como los grupos más antiguos.

Algunas personas piensan que pronto las máquinas nos van a poder decir que es qué. Que vamos a usar una cámara, o un pequeño aparato que nos analizará un pedazo de hoja, y nos dirá de qué se trata. Es posible que así sea, y qué bien. Pero todavía no estamos ni cerca de esta situación. Además, para muchos propósitos es necesario poder distinguir especies a simple vista, y para esto necesitamos saber las diferencias en las formas. Aún si así fuera, todavía vamos a necesitar a las personas que evalúan las evidencias, que toman decisiones sobre dónde poner los límites, y que sepan aplicar las reglas convenidas para ponerles el nombre correcto. Es decir ¡los taxónomos!














La taxonomía es, en mi opinión, el servicio más esencial que debe dar la biología académica a la sociedad. No se puede dejarlo a iniciativas privadas o aficionados (aunque hay algunos muy buenos), ya que se requiere un enfoque biológico y evolutivo, así como aliento a largo plazo; la experiencia es indispensable en este ramo. Y los beneficios son muy importantes, pero muy dispersos, lo cual lo convierte necesariamente en un bien público.

Si nos interesa conocer y conservar la extraordinaria diversidad biológica de nuestro planeta, tenemos una deuda muy importante a estas personas que dedican sus vidas a conocer íntimamente a un grupo de seres vivos. Ellas nos dan las herramientas. Descuidar la taxonomía en la biología es un poco como agarrar las piedras de los cimientos para construir el segundo piso de la casa. Quizás no se cae de inmediato, pero de que se cae, se cae.